Cañón de Avilés

Cañón de Avilés

El cañón de Avilés ya está integrado en la red de áreas marinas protegidas de España (Rampe) desde el pasado 26 de enero.

El cañón de Avilés junto con los cañones de El Corviro y el de La Gaviera conforman el sistema de cañones submarinos de Avilés. Este sistema parte de la plataforma continental a una profundidad de 140 metros en forma de tres grandes cañones y más de 12 cañones tributarios que se unen para desembocar en la llanura abisal del golfo de Vizcaya a más de 4.700 metros de profundidad. La biodiversidad en estos cañones submarinos es muy elevada y se han inventariado hasta la fecha más de 1.300 especies sobre el fondo (sin incluir las pelágicas), algunas de ellas muy vulnerables, como son los corales, las esponjas y los tiburones de profundidad, y que se encuentran incluidas en diversas normativas de protección, si bien ocupan generalmente aguas muy profundas.

El cañón de Avilés comienza a 128 m de profundidad, a tan solo 12 km de la costa, y tiene aproximadamente 75 km de longitud, con un perfil en forma de V y un fondo fundamentalmente sedimentario. En su cabecera presenta tres cambios bruscos de dirección (falla de Ventaniella) y su desembocadura a 4700 m es común para los tres cañones presentes en la zona. El cañón de El Corbiro tiene 23 km de longitud y perfil en V, con fondo sedimentario, mientras que el cañón de La Gaviera es de perfil en forma de U con uno de los flancos sedimentario y otro más rocoso.

En este enclave misterioso -a partir de los 80 metros reina la oscuridad, en la zona afótica- habitan y conviven especies como el kraken (calamar gigante) de Julio Verne, corales blancos, algas, tiburones, múltiples cetáceos en su superficie y también especies pesqueras de interés comercial.

Pero ¿qué se oculta en el cañón de Avilés? En la superficie, las aves tienen presencia habitual, destacando, entre otras, el alcatraz, el colimbo, el arao común, el alca, el frailecillo y la pardela, entre otros muchos. También habitan en el cañón una importante cantidad de mamíferos marinos. El delfín mular se observa prácticamente todos los días en el cañón de Avilés, son grupos familiares de hasta cuarenta y cinco. Las marsopas -el cetáceo más pequeño en aguas europeas-, la tonina, el delfín común y el listado conviven igualmente en las proximidades de la ría avilesina con el calderón común, los zifios y, ocasionalmente, el cachalote pigmeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + = 11

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>