Ojo Guareña (Complejo Kárstico)

Ojo Guareña (Complejo Kárstico)

Cuenta una leyenda que en tiempos de los celtas un joven príncipe se adentró en una cueva persiguiendo a una hermosa pastora. Durante días en el interior de la cueva se oían los gritos desgarradores del príncipe, que por no poder encontrar la salida pereció dentro de la misma. Otros, cuentan que dicho príncipe se adentró por las laberínticas galerías buscando el agua sagrada que según otras leyendas ancestrales otorgaba el poder de la visión y la inmortalidad.

Curiosamente, en el interior de la cueva, se encontró el esqueleto de un joven que en torno al siglo VI a.C. evidentemente entró en la cueva, se desorientó y murió de inanición. Se encontraron las huellas de sus pisadas y una pequeña presa que hizo para poder recoger agua. Los restos del esqueleto los podemos encontrar hoy en el Museo Arqueológico de Burgos.

Se trata del complejo kárstico formado por la mayor red de cavidades de toda España más grande de toda Europa. Más de cien kilómetros de galerías subterráneas, la mayoría de ellos comunicados entre si, dando lugar a un auténtico mundo subterráneo. Los hallazgos arqueológicos indican que estas cuevas fueron utilizadas por el ser humano entre el paleolítico medio y la edad media.

Solo en la Cueva y Ermita de San Bernabé se permite el acceso al público, provistos de cascos pueden recorrerse unos 400 metros de galerías en una visita guiada que dura unos 45 minutos.

La visita comienza con un audiovisual que narra el trabajo que los ríos Guareña y Trema han ido realizando a lo largo de millones de años formando impresionantes galerías en el interior de la tierra, los distintos usos que tuvo la cueva y la huella del hombre prehistórico en forma de pinturas, grabados, marcas en las paredes y las huellas de unos pies descalzos de varios individuos, únicas en España.

wLqNg

El recorrido por la cueva es cómodo y seguro. Todo el recorrido se realiza sobre una pasarela con rampas. esta acondicionada con una pasarela con barandillas durante todo el recorrido, iluminada, haciendo que el visitante no pierda detalle de esta maravilla geológica. Ya en el interior de la galería se encuentra la llamada pila del santo, que según la tradición se llena milagrosamente por intercesión del santo, por eso se dice que es agua milagrosa que sirve para curar enfermedades, sobre todo de la vista. La visita culmina en la ermita, la cual se encuentra decorada con unas pinturas murales de los siglos XVIII y XIX que representan los milagros de los santos Tirso y Bernabe.

fotos-ojo-guarec3b1a3

En el interior de este entramado se han encontrado restos humanos de pobladores del paleolítico y de la edad de bronce junto con sus utensilios, además de huellas humanas impresas en el suelo, como en la conocida “Sala de las Huellas” de hace 15.000 años. Grabados de la cueva de Kaite de hace 4.000 años, los grabados de la Sala de la Fuente, los cuales pertenecen a la edad de los metales y las pinturas rupestres en la sala de la Cueva Palomera, las cuales fueron dibujadas hace 11.000 años.

P8240017 IMG_3152[1]

El entorno tampoco tiene desperdicio, el hermoso paisaje natural valle de Sotoscueva formado por bosques, prados, estrechos y encajonados ríos, arcos naturales y sumideros. Uno de estos sumideros es el del rió Guareña, ubicado al lado de la ermita, unos 200 metros más abajo.

6276594423_82e9aeaf10_b

La entrada general para visitar la cueva de Ojo Guareña y la ermita es de 3,5€; Pero si solo se quiere visitar la ermita de San Tirso y San Bernabé el precio es de 2,5€; Para los niños hasta 6 años la entrada es gratuita.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve − = 6

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>