Perigord Purple: Viñedos y Bastidas – País de Bergerac

Perigord Purple: Viñedos y Bastidas – País de Bergerac

En esta ocasión, os vamos a la región del Perigord Purple, que recibe este nombre por el color del vino. Una escapada con unos ingredientes muy básicos: comer bien, pasear mucho y dormir en hoteles con un encanto muy especial.

bergerac-6

El Périgord Púrpura es tierra de viñedos y bastidas. En el corazón de estos famosos viñedos (con 13 denominaciones de origen como Monbazillac, Pécharmant y Montravel) se alza la ciudad de Bergerac cuyo nombre está ligado al de Cyrano, el famoso personaje de enorme nariz creado por Edmond Rostand. cyrano-de-bergerac-508774_1920

La antigua ciudad de Bergerac aun conserva vestigios de los ss. XIV, XV y XVI (casas con entramado de madera). Su historia ha estado siempre estrechamente ligada al río Dordoña y a la cultura del vino.

BERGERAC-5

Es el mejor punto de partida para descubrir los viñedos y los monumentos antiguos.

Señorial y tranquila,de callejuelas estrechas y empedradas, llena de hermosos palacios medievales y casitas que conservan todo el sabor de un pasado confortable, Bergerac tiene algo que te enamora desde el primer momento, que te hace sentir bien, como en casa y ello sin ser ni la más espectacular ni la más impactante de las ciudades, pero con un encanto especial.

BERGERAC-1

Pese a que en verano hay bastante turismo, principalmente familiar y francés, es posible pasear por calles solitarias y comer estupendamente en cualquiera de las múltiples terrazas que ofrecen deliciosas especialidades a precios económicos.

Un paseo en lancha por el río constituye una relajante experiencia y proporciona vistas excelentes de la ciudad y de sus orillas ocupadas por preciosas villas modernas cuyos jardines bajan hasta el río.

BERGERAC-4

No debemos dejar de visitar los Castillos de Monbazillac y de Tiregand, donde además de la visita podremos disfrutar de las degustaciones que nos ofrecen, o el Museo del Tabaco (en esta zona se producen excelentes tabacos desde muy antiguo). Tampoco debemos perdernos el disfrutar de un paseo en carruaje fuera de senderos habituales.

chateau-de-monbazillac-1621860_1920

Los vinos de Bergerac no son muy conocidos fuera de Francia y tampoco se encuentran fácilmente fuera de su región, pues la importancia de las otras zonas vinícolas francesas ensombrece unos vinos con fama de rústicos, pero que con el tiempo van ganado calidad y adeptos. Lo que es asombroso es el empuje, y entusiasmo con el que tanto la restauración como el comercio en general del Perigord apoyan su región vinícola. Pocos vinos del Medoc o Pauillac encontrarás en los restaurantes de la zona, en cambio tienen muy buenas palabras para los vinos de la zona.

En la te puedes hacer una rápida idea de los diferentes tipos de vino de la zona  y tambien puedes probar los vinos de Monbazillac estupendos. En Monbazillac tambien tienen su Maison de Vin, muy recomendable.

Para comer nuestra recomendación es acudir al L’imparfait, restaurante interesante en el centro de Bergerac, pequeño, donde como no, el foie es protagonista, asi como los vinos y quesos de la zona.

Otra visita obligatoría es ir a Le Chateau de Tiregand situado en la AOC Pécharmant, una de las 13 AOC de los vinos de Bergerac, curiosamente la familia propietaria es descendientes de Saint Exupery, por lo que hay multitud de detalles de su vida y obra.

chateau-de-tiregand

La bodega y el viñedo se encuentran en el corazón del Perigord púrpura. El dueño,  bodeguero y viticultor,  mientras nos enseña con cariño todos los rincones de su bodega nos explica como elabora todos sus vinos. No debemos de irnos sin probar alguno de los vinos que elabora, un blanco seco elaborado con sauvignon blanc y semillon, un rosado y los tintos estrella de la casa elaborados básicamente con merlot, cabernet franc y malbec.

Maison-des-Vins-de-Monbazillac----MC-Grasseau--12-

No debemos olvidarnos de visitar las bastides (pueblos medievales con trazado rectangular y la plaza del mercado cuadrada en el centro) y las ciudades fortificadas de la región (Monpazier, Beaumont, Eymet, Lalinde, Molières…) recuerdan los agitados años que vivió el Périgord a partir del s. XII como consecuencia de los enfrentamientos entre franceses e ingleses. Así como alguna más de las bodegas que se extienden por todo el territorio.

870x489_img_2111

Nuestro plan  recorrer las Bastidas y Ciudades Medievales del entorno y como no, disfrutar de la Ruta de los Vinos de Bergerac.  Comenzamos nuestro recorrido en el Castillo de Monbazillac, construido en el siglo XVI. Declarado monumento histórico, presenta una arquitectura única y original. Continuaremos con una parada en el pueblo medieval de Issigeac y donde descubriremos sus riquezas arquitectónicas, para a continuación visitar Monpazier, bástida “modelo” del suroeste de Francia. Continuaremos por Montferrand du Périgord, donde se encuentran algunas de las casas de Périgord con fachadas renacentistas. Después, el camino nos conducirá a la abadía de Saint-Avit-Sénieur, inscrita en el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No debemos olvidar Cadouin, con un hermoso claustro, declarado Monumento Histórico. Por último, el regreso será en silencio a través de Molières & Lalinde.4

lalinde-perigord-pourpre-lalinde

 

cloitre-de-cadouin

La Ruta de los Vinos la comenzaremos en el claustro de Recoletos (1630) que resguarda la Casas de Vinos de Bergerac. Esta ruta nos ayudará a  descubrir el patrimonio vinícola cultural y natural de la zona del País de Bergerac. Visita obligada  a Le Chateau de Tiregand un dominio vinícola entre los 100 viñedos que componen la ruta de los vinos, a la búsqueda de una de las 13 denominaciones de Bergerac. No debemos olvidar la visita al Castillo de Monbazillac, construido en el siglo XVI. Declarado monumento histórico, presenta una arquitectura única y original, reflejo de un encuentro armonioso entre el modelo militar medieval y las primeras elegancias del Renacimiento. ¿Un restaurante? 2 bellas mesas se encuentran en Monbazillac: La Tour des Vents, estrella Michelín y la Grappe d’Or, auténtica mesa viñadora. después del almuerzo, un pequeño paseo desde la Maison de Vinos de Monbazillac le permitirá hacer la digestión.

bastide-eymet

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho × = 16

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>