Castro Vetón de Ulaca

Castro Vetón de Ulaca

Situado en el municipio de Solosancho, en la provincia de Ávila, alberga los restos de una de las mayores ciudades celtas de toda Europa.

Los vettones fueron un pueblo prerromano especialmente dedicados a la ganadería y a la guerra, y bien conocidos por sus verracos. Ulaca es el castro más grande conocido, en el que aprovecharon el paisaje rocoso, tallando rocas para construir las murallas, casas, baños rituales e incluso el famoso altar de sacrificios.

En lo alto de un cerro erosionado, en forma de meseta, a unos 1.500 m de altitud, con vistas a la inmensidad del valle Amblés, las tribus vetonas llegadas del norte del continente encontraron el lugar perfecto para encastillarse tras una larga muralla de más de tres kilómetros de longitud. Acotaron así una superficie de unas 60 hectáreas en las que sentirse a salvo de los peligros que pudieran llegar por tierra.

castro de ulaca2

Cercaron así un territorio en el que prosperó una ciudad más grande que el acotado por las murallas de la ciudad de Ávila, visible perfectamente desde la lejanía. Todo ello sucedía en torno a los siglos III y I a. C. Por alguna razón desconocida, aunque seguro que relacionada con la ocupación romana, la ciudad fue abandonada pacíficamente hacia el final del siglo I a.C. y ya no volvió a ser ocupada jamás. Esta circunstancia y el repecho que se debe de superar, ha hecho posible que la magía continúe envolviendo el yacimiento y que muchas de sus piedras hayan permanecido en idéntica posición a como fueron colocadas por el último de sus habitantes.

En el interior del recinto amurallado se han localizado un centenar de viviendas, aunque parece que pudiera haber restos de más de cuatrocientas, todas de planta rectangular.

castro de ulaca5
Encontramos también algunos elementos significativos como el altar de los sacrificios. Este de Ulaca es uno de los mejor conservados de los pueblos prerromanos de Europa. Se trata de un recinto de unos 60 m2 que alberga en su interior una gran roca tallada de forma que tiene tres partes diferenciadas. Una es la escalera para acceder a la zona más alta, donde tendría lugar el sacrificio. Las concavidades circulares interconectadas en sentido descendente, para facilitar el vertido de la sangre. Y por último, entalles escalonados a la izquierda de la escalera, que se interpretan como marcadores astronómicos relacionados con los solsticios y equinoccios.

castro de ulaca3

Siempre miraando al valle Amblés llegamos hasta los restos de una pequeña sauna. Los baños de vapor formaban parte de los ritos iniciáticos que los celtas extendieron por el norte de Europa y se interpreta que Ulaca pudo contar con un pequeño recinto que los guerreros usarían para propiciar la fortuna en las batallas o inspirar la sabiduría de sus dioses. Muy cerca se ve la planta reconstruida de una vivienda. Pero, un poco más arriba pueden pasar desapercibidos los restos de una de las canteras de las que fue surgiendo la ciudad. Vista desde su parte superior se aprecia perfectamente la forma en que los canteros troceaban la roca para adecuarla a sus necesidades. Y llama la atención que esos bloques hayan quedado ahí casi dispuestos para ser trasladados al sitio para el que fueron tallados. Como si alguien estuviera todavía a punto de recogerlos.A partir de aquí encontrar el resto de paneles se hace algo complicado porque no se distinguen en el horizonte. Hay que remontar la ladera y luego girar en el sentido contrario al reloj por la parte alta para descubrir más canteras, restos de una muralla que no llegó a construirse y el cúmulo de piedras que formaron un torreón fortificado.

castro de ulaca4

El punto de arranque está señalizado por un panel y una cancela en el que camino de tierra que pasa junto a la iglesia de Villaviciosa. El repecho, algo fuerte para quien no esté acostumbrado a trotes montunos, lleva una media hora y hay que hacerlo con calzado de montaña y agua en la mochila. Pero no tiene pérdida: unos hitos amarillos salpican la cuesta.

 

Fuente: https://www.siempredepaso.es/castro-veton-de-ulaca-avila/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve × = 27

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>